La propaganda, incluida la política, es puesta por Google de acuerdo a pautas geográficas y demográficas de los anunciantes. Fiscal de Mesa es partidariamente neutral, no interviniendo en la aceptación o rechazo de los avisos.

Importante: Los fiscales pueden ser de cualquier distrito.

ATENCIÓN: esta nota tiene más de un año de antigüedad. La información puede estar desactualizada.

Has­ta aho­ra los fis­ca­les de par­ti­dos polí­ti­cos (en las elec­cio­nes nacio­na­les) debían figu­rar en el padrón del dis­tri­to. Ya no. Pue­den ser­lo de cual­qier dis­tri­to.
Lo que NO cam­bia es que para votar en una mesa el fis­cal debe figu­rar en el padrón de dicha mesa.
El fallo aquí.
Según el Cen­tro de Infor­ma­ción Judi­cial:

Median­te una sen­ten­cia dic­ta­da en el día de hoy, la Cáma­ra Nacio­nal Elec­to­ral con­fir­mó una reso­lu­ción que habi­li­ta­ba a las agru­pa­cio­nes polí­ti­cas a desig­nar como fis­ca­les de mesa a elec­to­res de cual­quier dis­tri­to del país.
Al resol­ver de ese modo, el Tri­bu­nal con­si­de­ró incons­ti­tu­cio­nal la exi­gen­cia de que los fis­ca­les sean elec­to­res “del dis­tri­to en que pre­ten­dan actuar”, pre­vis­ta en el artícu­lo 58 del Códi­go Elec­to­ral Nacio­nal.
Los cama­ris­tas San­tia­go Cor­cue­ra y Alber­to Dalla Via des­ta­ca­ron que los meca­nis­mos de fis­ca­li­za­ción elec­to­ral son la expre­sión más con­cre­ta de garan­tía de los dere­chos cons­ti­tu­cio­na­les y polí­ti­cos, de los intere­ses legí­ti­mos de par­ti­dos polí­ti­cos, can­di­da­tos y ciu­da­da­nos, y, en suma, de la legi­ti­mi­dad del pro­ce­so demo­crá­ti­co repre­sen­ta­ti­vo.
Expli­ca­ron que el domi­ci­lio de los fis­ca­les no encuen­tra nin­gu­na vin­cu­la­ción con su fun­ción de repre­sen­tan­tes de las agru­pa­cio­nes en las mesas de vota­ción, por lo que –care­cien­do de fina­li­dad algu­na- no guar­da razo­na­bi­li­dad la res­tric­ción que esta­ble­ce sobre un aspec­to tan esen­cial de los dere­chos polí­ti­cos, como es el ejer­ci­cio del con­trol de lega­li­dad del pro­ce­so elec­to­ral.
En el fallo se recuer­da tam­bién que las tareas de los fis­ca­les no se ago­tan en el con­trol del acto elec­to­ral, sino que su actua­ción –pro­ve­yen­do bole­tas de vota­ción- es un medio idó­neo para “con­tra­rres­tar la debi­li­dad que el actual sis­te­ma de bole­tas pre­sen­ta”, lo cual el Tri­bu­nal ha veni­do seña­lan­do en varias opor­tu­ni­da­des.
Por últi­mo, con cita de nor­mas inter­na­cio­na­les y doc­tri­na del dere­cho com­pa­ra­do, la Cáma­ra expli­ca que el requi­si­to del domi­ci­lio del fis­cal no tien­de a for­ta­le­cer en for­ma algu­na la trans­pa­ren­cia e inte­gri­dad del pro­ce­so, y acla­ra que la solu­ción que adop­ta, ade­más de pro­pen­der a una mayor fis­ca­li­za­ción del pro­ce­so elec­to­ral, “pone en igual­dad de con­di­cio­nes a todas las agru­pa­cio­nes polí­ti­cas con­ten­dien­tes -y nin­gún agra­vio pue­de gene­rar­les- pues ten­drán todas ellas la mis­ma facul­tad de desig­nar como fis­ca­les a elec­to­res de cual­quier dis­tri­to”.

Ningún comentario sobre “Importante: Los fiscales pueden ser de cualquier distrito.”

Comentarios cerrados.